Llega el verano la época del año en que más tiempo pasamos al aire libre debido al calor y quienes también llegan sin ser invitados a nuestras actividades son los mosquitos. Y no solamente durante el día, sino que pueden lograr que no podamos dormir en toda la noche gracias a su zumbido en nuestros oídos. Realmente son muy molestos. Y parece que nada ni nadie puede detenerlos. Te compartimos algunos consejos, que al aplicarlos aliviarán la picazón y evitarán que la zona seinfecte al ser picado/a por este molesto insecto.

Primero, ¿Por qué causan comezón las picaduras de mosquito?

Esto es porque la saliva que usa este insecto al momento de clavar su aguijón y chupar la sangre nos provoca alergia. Entonces, la zona se inflama y nos deja una roncha de color rojizo que nos pica mucho, la cual es muy molesta y no nos deja pensar en otra cosa. Solamente queremos rascarnos. Pero el problema reside en que esto es peor, porque podemos infectar la zona o irritar todavía más, evitando que el cuerpo se encargue por sus propios medios de retirar ese agente nocivo y curar la herida producida por la picadura.

¿Cómo tratar una picadura de mosquito?

El primer consejo es no rascarse. Por más de que sea desesperante, trata de mantenerte ocupado para evitar pensar en cómo te pica la roncha que te ha dejado el mosquito. Si no lo puedes evitar, puedes colocar una gasa o venda para proteger.

En segundo lugar, mantén siempre limpia y seca la zona. Lava el área afectada con abundante agua y jabón neutro (blanco). Así eliminarás la saliva del mosquito que ha producido la irritación y permitirá que la herida sane más rápido.

Luego, y si la comezón es demasiado insoportable, puedes colocar un cubo de hielo sobre la picadura, durante no más de 30 segundos, para que la piel no se queme. Si quieres dejarlo más tiempo, tendrás que envolver el hielo en un bolsa de plástico o en una tela. También puede funcionar con una bolsa de té, esto te ayudará a controlar no sólo la picazón, sino que también reducirá la hinchazón.

Si has sido picado muchas veces en diferentes partes del cuerpo, puedes hacer un último paso: llenar la tina con agua y añadir algunas cucharadas de avena o bicarbonato de sodio. Sumerge las partes donde te han picado durante algunos minutos. El efecto es asombroso.

COMPARTIR
Twitter Bye BitesFacebook Bye BitesGoogle Plus Bye BitesWhatsapp Bye BitesPinterest Bye Bites