Alimentos de origen natural - Bye bites - Repelente de insectos

Los alimentos de origen natural como las frutas y verduras son una gran fuente de vitaminas y minerales, propiciando a los más pequeños de la casa una mayor resistencia a las enfermedades, gracias a sus propiedades antioxidantes.

Dentro del desayuno, el cual nunca se debe pasar por alto, así como en cada comida, es importante integrar alimentos con vitaminas A, C, D y minerales como calcio, hierro y zinc. Pero, para ello no hay que adentrarse en una ardua búsqueda para encontrar alimentos que brinden una buena nutrición a nuestros niños, debido a que todo se encuentra al alcance de nuestras manos, y lo más importante no representan mayor gasto.

La zanahoria, la espinaca, el melón, la leche y el pollo, sólo por mencionar algunos, son ricos en vitamina A, cuya función es cuidar la piel, así como favorecer el crecimiento y fortalecimiento de los huesos de los niños.

Por su parte la vitamina C favorece el sistema inmunológico, puede encontrarse en frutos como el kiwi, la papaya, la guayaba y las verduras como el brócoli, el coliflor y los pimientos; excelentes ingredientes para una deliciosa ensalada.

La vitamina D es vital en la calidad de vida de los bebés y niños, ya que permite la absorción de minerales como el calcio. Pero no hay de qué preocuparse, puesto que en la mayoría de los pescados grasos, así como en el queso y huevo, la encontramos.

Los niños requieren todos los nutrientes; no obstante, el calcio, el hierro y el zinc, son los básicos dentro de su alimentación, favoreciendo a su óptimo crecimiento, adicionalmente aportan los nutrientes necesarios para una mayor retención y atención en la escuela.

Los lácteos son por excelencia la fuente de calcio, sin dejar de lado vegetales como el repollo, la acelga y los espárragos. En el caso del hierro, los frutos secos como nueces, pistachos y almendras son los primeros en la lista. El zinc también, y se obtiene a través del pavo, la carne de res, el cerdo y el camarón.

¡Checa la lista!

Alimentos con vitamina A.

Estimula la proliferación celular de los glóbulos rojos y de los anticuerpos. Si su consumo es escaso, probablemente le afecte al sistema inmune.

  • Jugo de zanahoria.
  • Zanahoria cruda.
  • Espinaca cruda.
  • Hígado del ternero cocido.

Alimentos con vitaminas C.

Reduce la fatiga, favorece la absorción de hierro. Por naturaleza es antioxidante, protege los glóbulos blancos de la oxidación, estimula la producción de una molécula (Interféron) que protege el sistema inmunitario para destruir los microbios.

  • Perejil fresco.
  • Pimientos rojo y verde crudos.
  • Corteza de limón.
  • Frutos rojos frescos.
  • Kiwi.
  • Coliflor crudo.
  • Jugo de naranja.

Alimentos con vitamina D.

Permite el buen desarrollo de los glóbulos blancos, modula el sistema inmune e inflamatorio.

  • Salmón cocido al vapor.
  • Sardinas asadas.
  • Mecha de tocino crudo.
  • Huevo escalfado.

Alimentos con hierro.

La falta de hierro genera cansancio, dolor de cabeza, nerviosidad, calambre. Incluso, anemia, en este caso el sistema inmune funciona con menor rendimiento.

  • Curry.
  • Pan completo.
  • Frutos secos.
  • Espinaca cocida.
  • Acelgas.
  • Cilantro.

La variedad de alimentos de origen natural nos permite mantener a nuestros pequeños protegidos ante cualquier virus estacional, prepárales platillos diferentes para que sea más fácil su ingesta. Una familia protegida, es una familia feliz.

Véase también: Outfits para niños

COMPARTIR
Twitter Bye BitesFacebook Bye BitesGoogle Plus Bye BitesWhatsapp Bye BitesPinterest Bye Bites